Con el objetivo de mejorar la autosuficiencia e integración de las personas refugiadas y/o migrantes venezolanas que se encuentran en el país, el proyecto Alma Llanera de CARE Perú, gracias al financiamiento de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, promueve el acceso a los servicios de salud, salud mental, protección y medios de vida en las regiones de intervención: Tumbes, Piura, La Libertad, Lima y Callao.  

El día martes 29 de marzo, tres representantes del Gobierno de los Estados Unidos de América, Mathew Mcallister y Katrina Reichwein, representantes de PRM; Gregg Staff, representante de la Embajada de Estados Unidos; junto a la Gerenta de Gestión de Riesgos de Desastres y Respuesta a Emergencias de CARE Perú, Lucy Harman; el jefe del proyecto, Gustavo Quilca; y la Coordinadora Regional, María Teresa Nunura; visitaron el Centro de Salud Mental Comunitario (CSMC) Virgen del Cisne, de la región Tumbes, para conocer las actividades que se realizan en beneficio de la población refugiada y migrante como parte de la incidencia lograda por el proyecto. 

Durante la visita, conocieron el proceso de atención para cada uno de los servicios que se ofrecen en el Centro de Salud Mental Comunitario (CSMC); así como a los/as Agentes Comunitarios de Salud (ACS) de nacionalidad venezolana. Esto permitió evidenciar el trabajo conjunto entre el proyecto Alma Llanera y el centro de salud. Ejemplo de ello es la atención a personas que han sido víctimas de violencia basada en género (VBG), la asistencia humanitaria a personas en situación de vulnerabilidad, las derivaciones para brindar contenciones emocionales y primeros auxilios psicológicos, y desarrollo de terapia ocupacional a través del área de Participación Comunitaria. 

Los/as representantes del Gobierno de Estados Unidos resaltaron el nivel de compromiso del personal de salud, sobre todo, el nivel de acercamiento del proyecto. Así como, la apropiación del CSMC de la estrategia de promover el acceso a los servicios de salud mental a población refugiada y migrante. Entre los logros más relevantes del proyecto; María Teresa Nunura, Coordinadora Regional, menciona que hoy en día se ha incrementado el promedio de atenciones al día de población refugiada y/o migrante en el CSMC en un 30%.  

La visita de la delegación culminó con la asistencia a una clase de capacitación técnica para jóvenes, en dónde lograron conocer las opiniones y experiencias de las personas participantes, donde dos jóvenes participantes indicaron que las capacitaciones les permitirán tener su propio emprendimiento. 

Gregg Staff, representante de la Embajada de Estados Unidos, resaltó la importancia del espacio para niñas y niños que existe en el salón de las capacitaciones para personas que tienen que asistir con sus hijas e hijos. De esta manera, todas las personas tienen la oportunidad de aprender y poder aportar a la economía familiar.  

Las capacitaciones técnicas forman parte las acciones del proyecto Alma Llanera para la promoción del autoempleo, empleabilidad y emprendimientos. Por ello, CARE Perú reafirma su compromiso con la integración social y económica de las personas refugiadas y /o migrantes en situación de vulnerabilidad que se encuentran en el país.  

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021