El proyecto «Reduciendo la vulnerabilidad de los migrantes y refugiados venezolanos en el Perú» busca apoyar a través de dos componentes -Hot Meals y Cash Transfer- a población migrante y refugiada venezolana que reside permanentemente en el Perú. El objetivo del proyecto es reducir su vulnerabilidad, mejorar su seguridad alimentaria e integrar a las familias migrantes y refugiadas al contexto social y económico, debido a la crisis humanitaria que enfrenta su país de origen.

A través del componente Hot Meals, se brinda a la población migrante y refugiada el acceso a alimentos -una ración diaria de comida caliente por persona- los cuales son preparados en comedores populares autogestionados. 

El propósito de este componente es brindar acceso a una alimentación balanceada y nutritiva a individuos y familias venezolanas que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Desde el mes de octubre de 2020 se viene entregando raciones de comida caliente, a través de comedores populares en los distritos de Lurín y Villa El Salvador, zona Sur de Lima.

Gracias a la labor de socias voluntarias que se encargan de la preparación de almuerzos nutritivos y balanceados, se tendrá un alcance de 1,133 personas beneficiadas, a quienes se les entregará 44,035 raciones de comida caliente a través de los 6 comedores en donde el proyecto mantiene operaciones. Estas entregas se mantendrán hasta fines del mes de abril de 2021, fecha en la cual se culminará con las últimas entregas al último grupo de beneficiarios participantes.

Debido a la compleja situación que venimos enfrentando debido a la pandemia, se han buscado los mecanismos que aseguren la correcta operatividad del proyecto, sin dejar de cumplir con las metas trazadas desde el inicio de la Fase II. Gracias al dinamismo del equipo a adaptarse rápidamente a situaciones cambiantes, se fue planteando soluciones frente a las restricciones de movilización, así como estableciendo mecanismos para asegurar la validez y veracidad de la información recabada para la identidad de las y los beneficiarios del proyecto, lo cual resulta indispensable para poder brindar esta asistencia humanitaria a las personas que realmente se encuentran en una alta situación de vulnerabilidad.

Por otro lado, a través del componente Cash Transfer (transferencias de dinero no condicionado), individuos y familias migrantes y refugiadas venezolanas residentes en el Perú son evaluados y priorizados según criterios de vulnerabilidad, con el fin de brindarles apoyo económico a través de bonos multipropósito, con el fin de que puedan cubrir sus necesidades más básicas: alojamiento, alimentación, transporte y todo lo necesario para que puedan instalarse adecuadamente en el país.

Tanto el componente de Cash Transfer como el de Hot Meals, se contempla el apoyo a población peruana de acogida como parte de los participantes directos del proyecto.

Hace más de 50 años, CARE Perú viene trabajando en proyectos que buscan erradicar la desnutrición y asegurar una vida digna y saludable para todas las personas, colocando en el centro de sus esfuerzos a la población más vulnerable, niñas, niños, y mujeres.