Entre las economías a las que está impactando la COVID-19, los pequeños negocios de mujeres han sido uno de los grupos más golpeados, afectando décadas de progreso en la igualdad de género. Debido a la pérdida de ingresos y al aumento de desempleo, muchas mujeres están riesgo de caer en la pobreza. Para las mujeres emprendedoras en comunidades de bajos recursos, las consecuencias son desproporcionadamente duras.

A pesar de las terribles consecuencias de la pandemia, muchas mujeres ya han experimentado crisis antes, como guerras, epidemias o desastres naturales. Por ese motivo, han desarrollado una gran capacidad de resiliencia y ahora buscan formas de adaptarse y diversificar sus negocios para superar la emergencia.

En CARE, sabemos que las mujeres emprendedoras pueden contribuir a la resiliencia de sus comunidades y a la restauración económica si cuentan con el apoyo adecuado. La campaña “Women Mean Business” de CARE en Países Bajos donde también participó CARE Perú, pone a las mujeres empresarias en el centro de atención y muestra por qué ahora más que nunca es esencial invertir en ellas.

A través del informe “Women Mean Business” presentamos nuevos datos, que demuestran que los ingresos comerciales diarios de las participantes del programa han aumentado al rededor del 91% en todos los países. Desde el 2014, el programa Mujeres en la Empresa de CARE, financiado por la Fundación H&M, ha apoyado a casi 270 000 mujeres, incluido el acceso a financiamiento, habilidades y un entorno empresarial mejorado.

Las mujeres que participan del programa en todo el mundo han confirmado su talento empresarial, a pesar de crecer en contextos difíciles. Hoy pueden mantener a sus familias e incluso liberar a toda su comunidad de la pobreza gracias a su éxito. No obstante, este progreso ahora está amenazado por la pandemia.

Con el programa Mujeres en la Empresa, hemos identificado cinco elementos clave que tienen un impacto muy positivo tanto en el desarrollo empresarial como en los derechos de las mujeres. En combinación con un enfoque flexible y una capacidad innovadora, se ha probado la efectividad de estos elementos: Fortalecer sus habilidades; Mejorar el entorno empresarial, Involucrar a hombres y niños, Facilitar el acceso a las finanzas y al capital, Estimular el poder de grupos y redes.

Desde CARE Perú, continuaremos trabajando para brindar oportunidades a más mujeres emprendedoras, a  través de proyectos que les proporcionen las herramientas para incrementar sus ingresos económicos y el acceso a recursos financieros de manera sostenible.

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021