En línea con la misión que tiene CARE Perú de trabajar por una sociedad inclusiva, en donde todas las personas vivan con dignidad y seguridad, el Proyecto Alma Llanera nace en el 2019 como una propuesta para mejorar la autosuficiencia e integración de los refugiados inmigrantes venezolanos, en especial las mujeres y adolescentes que están expuestas a violaciones de derechos, incluida la trata de personas y la violencia basada en género.

En las regiones de Tumbes, Piura, La Libertad, Lima y Callao, el proyecto busca favorecer la integración de personas migrantes y refugiadas en el país a los distintos servicios de protección, salud mental y medios de vida. Hasta setiembre del 2020, y con el objetivo de promover su acceso a empleos dignos y a otras oportunidades de medios de vida sostenibles, las mujeres migrantes participaron en talleres de empleabilidad y emprendimiento, donde fortalecieron sus capacidades y recibieron apoyo para iniciar sus propios negocios.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, se han implementado diversos servicios de atención integral: protección para casos de violencia basada en género y/o trata de personas, orientación y derivación a servicios que brindan soporte psicológico o emocional, apoyo para el acceso de servicios de salud, orientación sobre regularización migratoria y actividades socioculturales de integración.

Gracias al proyecto Alma Llanera, 587 mujeres migrantes/refugiadas de Venezuela recibieron el bono multipropósito, 243 mujeres fueron capacitadas en temas de empleabilidad, 206 recibieron capacitaciones en temas de emprendimiento y habilidades de negocio. Asimismo, 3.264 mujeres migrantes/refugiados de Venezuela recibieron asistencia legal (incluyendo regularización de la calidad migratoria) y servicios de apoyo psicosocial.

Por otro lado, de 18.338 personas, más de 11.950 mujeres recibieron información sobre violencia basada en género, acceso a servicios de protección, apoyo psicosocial y participaron de actividades socioculturales. La respuesta de estas mujeres ha sido extraordinaria, en ese sentido, 3.753 mujeres migrantes/refugiadas se encuentran satisfechas con la atención que recibieron ellas y sus familias.

Las mujeres, como resultado de los roles de género y las normas sociales, a menudo se ven más afectadas y vulnerables que sus pares masculinos; sin embargo, han demostrado tener valentía, fortaleza y resiliencia, tras superar los obstáculos que supone migrar a otro país, y han podido salir adelante en base a su trabajo, esfuerzo y dedicación.

“Es importante luchar, lograr nuestros sueños, nunca es tarde para nosotras. Así el problema sea muy grande, sí se puede. Este proyecto me ha demostrado a mí, que no hay que rendirse, que sí se puede soñar y hacer realidad nuestros sueños”, Moreli Materanos, del Proyecto Panadería & Pastelería.

En CARE Perú, tenemos el firme compromiso de contribuir al bienestar personal integral y colectivo de las poblaciones más vulnerables. Por eso, continuaremos desarrollando proyectos enfocados en la seguridad, salud y empoderamiento de las mujeres, para que todas las personas tengan las mismas oportunidades para alcanzar el desarrollo.

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021