Los agentes comunitarios son actores sociales clave en el desarrollo de los proyectos de una organización, realizando acciones voluntarias relacionadas con la promoción de compartamientos saludables y la reducción de enfermedades. Actualmente, existen más de 30 000 Agentes Comunitarios de Salud a nivel nacional que vienen desarrollando su labor con responsabilidad y compromiso (MINSA).

En el Día del Agente Comunitario en Salud, que se celebra cada 4 de junio, visibilizamos el importante rol que cumplen en los proyectos que lidera CARE Perú para que más personas accedan a los servicios de salud en nuestro país.

Proyecto FORS

En el proyecto FORS hemos identificado cerca de 106 agentes comunitarios de salud en las 45 comunidades de intervención en la región Ancash. Ellas y ellos cumplen un papel esencial en la prevención de enfermedades y promoción de la salud en comunidad. Su experiencia en campo y la cercanía con las familias los convierten en un aliadas y aliados estratégicos para promover comportamientos y estilos de vida saludables, en especial, en el contexto actual con la pandemia por COVID-19.

En alianza con Antamina, el Proyecto FORS surge con la finalidad fortalecer las capacidades de respuesta frente a la COVID-19 en 20 distritos del departamento de Áncash y en distritos de Huánuco y Lima, involucrando para ello a actores locales estratégicos como establecimientos de salud, autoridades locales, comunidades y familias.

Alma Llanera

El proyecto Alma Llanera tiene como uno de sus objetivos promover el acceso a los servicios de protección y salud a personas refugiadas y migrantes. En ese sentido, se ha hecho incidencia para que las estrategias dirigidas a fortalecer la participación social comunitaria, en el sector salud, incorporen a personas venezolanas, quienes son un actor social fundamental para lograr un mayor alcance en sus propias comunidades.

Aibana Fernández, Agente Comunitario de Salud (AGS) de Tumbes comenta que las capacitaciones que recibió le han permitido orientar a más personas, tanto peruanas como venezolanas, sobre los programas gratuitos de salud que existen y, a la vez, señala que esto le da mucha satisfacción porque siente que puede brindar ayuda, inclusive en su propia comunidad donde ya la identifican por su labor. Ella vive en el distrito de Zorritos, y contó que muchas personas se acercan a su casa para solicitar orientación sobre los servicios de salud a los que pueden acceder.

En Piura 84 Agentes Comunitarios de Salud están siendo capacitados, 40 de ellos de nacionalidad venezolana. Actualmente se encuentran en proceso de reconocimiento por parte de la DIRESA Piura.  En el caso de la región Tumbes, a través de una resolución directoral de la DIRESA, se reconoció de forma oficial como agentes comunitarios de salud a más de 600 personas a nivel regional. En la misma labor de promover la integración de agentes comunitarios de salud de nacionalidad venezolana se realiza en la región La Libertad, donde se está convocando y capacitando a personas refugiadas y migrantes para que puedan ser reconocidas como agentes por el sector salud.

Proyecto País VIH

En el proyecto “Expansión de la Respuesta Nacional al VIH en Poblaciones Clave y Vulnerables de Ámbitos Urbanos y Amazónicos del Perú” financiado desde 2019 por el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, Tuberculosis y Malaria, trabajamos para contribuir a la reducción de nuevos casos de VIH/Sida, en especial entre aquellas poblaciones especialmente afectadas como los hombres gais y las mujeres transgénero, haciendo más asequibles y oportunos los servicios de prevención, tamizaje y vinculación a tratamiento antirretroviral.

Nuestro mayor desafio en tiempos de COVID-19, debido al aislamiento social y el cierre de los servicios del primer nivel de atención, ha sido evitar la ruptura en la entrega de servicios de salud relacionados al VIH. Para ello, hemos contado con el valioso aporte de nuestros Agentes Comunitarios en Salud:  Educadores de Pares Hospitalarios y en los 15 Mecanismos de Coordinación Comunitaria que funcionan en 8 regiones del país.

Su rol principal, antes y durante la pandemia, ha sido entregar paquetes de prevención (pruebas de VIH y preservativos), dar soporte emocional a las personas con VIH y sus familias, vinculándolas a tratamiento, hacer visitas domiciliarias a las personas que han abandonado el tratamiento, entregar tratamiento a personas en zonas alejadas, enviar mensajes para la prevención del COVID-19 y capacitar virtualmente a sus comunidades. Además, han establecido vínculos con organizaciones de ayuda alimentaria o económica, acciones que les han permitido llegar a mas de 45,000 personas con mensajes de prevención a través de redes sociales, 2500 personas capacitadas virtualmente, más de 8,000 personas tamizadas para VIH y cerca de 1000 personas con VIH vinculadas a servicios de salud.

Desde hace más de 50 años, en CARE Perú buscamos construir un mundo de esperanza, tolerancia y justicia social, poniendo en el centro de nuestros esfuerzos a las niñas y mujeres. Gracias a la participación y vínculo directo de los agentes comunitarios de la salud con las familias peruanas, logramos cumplir con los objetivos propuestos para alcanzar el desarrollo sostenible.

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021