Ad
Ad
Ad
Ellas Hacen Patria

Margot Álvarez: “Nuestro sueño es ser grandes empresarias”

Pinterest LinkedIn Tumblr

Cuando Margot era niña, observaba al nevado Salcantay y le parecía una montaña enorme. La montaña ubicada en la Cordillera de Vilcabamba es uno de los principales atractivos turísticos de Santa Teresa, distrito de La Convención en el departamento de Cusco y hogar de la emprendedora Margot Álvarez.  

Su asombro era grande al verlo, pero conforme pasaron los años se dio cuenta que éste cada vez se hacía más pequeño. Nos dijeron que la laguna del nevado ya no existía y hace poco mi esposo fue a verificarlo y regresó con la mala noticia: la laguna se ha secado. Es una preocupación muy grande para nosotros, comenta. 

Hoy comprende que el retroceso de glaciares se debe a los efectos del cambio climático, pero también conoce que existen maneras de adaptarse a este fenómeno y sacar adelante su negocio de frutas de manera sostenible. El proyecto “Glaciares +” le ha dado una nueva perspectiva y ha fortalecido su capacidad para adaptarse y aprovechar las nuevas oportunidades.  

“Gracias a CARE Perú, formamos una asociación de mujeres emprendedoras y producimos mermelada de granadilla de  100% fruta. También hacemos cremolada, helados y sour de granadilla. Ahora le damos valor agregado a la granadilla, la miel y al sacha tomate, que es un tomate de árbol”. 

Margot se siente contenta por haber logrado vender directamente sus productos a importantes hoteles, con un valor agregado. “Yo dependía de mi esposo porque no podía recoger las 50 granadillas. Me capacité y empezamos a trabajar de forma tecnificada y ya no necesitaba de él. En 5 minutos yo podía cosechar 100 granadillas”. 

Además, ha aprendido a aprovechar mejor sus recursos naturales en el cultivo y preparar fertilizantes, abono, compost e insecticidas. Esto la ha ayudado a que pueda economizar y tener mayores ingresos.  

Una de las cosas que Margot disfruta más de su trabajo, es la oportunidad de conocer nuevas personas. La emprendedora de 34 años comenta que le gusta ver cómo sus productos atraen a extranjeros y locales, quienes visitan las aguas medicinales de Colcamayo y se llevan una grata sorpresa al probar sus productos a base de granadilla.  

Ahora el sueño de Margot es que todos los pequeños productores de su comunidad tengan las mismas oportunidades de recibir capacitaciones que les permitan mejorar su trabajo. “Nuestro sueño es ser grandes empresarias y satisfacer al mundo con nuestros productos. Ya no depender del esposo. Nosotras también podemos”, afirma.  

Espera que sean las mujeres de Santa Teresa quienes sean la fuerza del desarrollo en el pueblo y en sus familias. Las mujeres sí podemos empoderarnos porque somos capaces, hábiles, y tenemos las mismas cualidades que los esposos. Quisiera que todas las mujeres tengan estas oportunidades de salir adelante y soñar”, expresa con determinación.  

El gran amor que siente por su pueblo y por el Perú continuará siendo su motivación para seguir trabajando por hacer conocida la granadilla en todo el mundo y llevar sus productos al extranjero. “Quiero demostrar que las pequeñas productoras peruanas podemos llevar productos sostenibles y amigables con el medio ambiente al mundo. es la herencia que quiero para mi hija”, concluye.  

CARE Perú trabaja por la igualdad por las niñas, adolescentes y mujeres. El proyecto Niñas con Oportunidades permite que las estudiantes accedan a una educación integral y decidir sobre qué quieren hacer en el futuro. Súmate a nosotros y ayúdanos a seguir construyendo un país con igualdad con oportunidades 👉🏽 https://bit.ly/2WKPnp5

Escribir un comentario