La COVID-19 ha significado un reto para todas y todos. Desde que se decretó el estado de emergencia en nuestro país, el número de contagiados asciende a 1,617,864 según data del MINSA. Por ello, se hace necesario sumar esfuerzos desde todas las instituciones posibles, tanto del sector público como del privado. Es así como surge el proyecto FORS – Fortalecimiento de la Respuesta Sanitaria Local a través de la Movilización y Reactivación Social.

Dicha iniciativa será ejecutada por la ONG CARE Perú en alianza estratégica con Antamina y tendrá una duración de 15 meses. Este proyecto nace con la finalidad de fortalecer las capacidades de respuesta frente a la COVID-19, involucrando para ello a actores locales estratégicos como establecimientos de salud, autoridades locales, comunidades y familias.

Sin duda, la pandemia nos ha afectado duramente, sin embargo, las zonas rurales son especialmente vulnerables debido a las desigualdades existentes. Por ello, el proyecto FORS se desarrollará en 20 distritos del departamento de Áncash que son parte del área de influencia operativa de Antamina, con una participación acotada en distritos de Huánuco y Lima.

Cabe señalar que, según datos de la DIRESA, solo en Áncash existen 64,474 casos y 3,179 defunciones, al 7 de abril. En respuesta, el proyecto cuenta con dos componentes principales; el primero, es lograr un Sistema de Vigilancia Basado en la Comunidad (SVBC), colocando a las comunidades y familias como protagonistas de su propio cuidado. El segundo responde a fortalecer y articular una red funcional para enfrentar la emergencia sanitaria con asistencia técnica permanente para el personal de salud local, el establecimiento de salud y las micro redes de salud comunales.

FORS ya ha sido presentado en algunas localidades donde tendrá intervención ante autoridades locales y personal de salud. Todos los presentes coincidieron en la urgencia de fortalecer un trabajo articulado entre los actores locales que intervienen en el proyecto, pues solo así se podrá atender correctamente a la población, principalmente a la más vulnerable.

Ahora más que nunca se hace necesario el firme compromiso de las autoridades y de la población para seguir sumando esfuerzos y disminuir los efectos de la pandemia.