Ad
Ad
Ad
Justicia Social

CARE PERÚ: CREANDO JUSTICIA SOCIAL E IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

Pinterest LinkedIn Tumblr

EMPODERAMIENTO ECONÓMICO DE LA MUJER

Desde la fundación de CARE en el mundo, y el inicio de sus actividades hace más de 50 años en el Perú, buscamos alcanzar una sociedad donde se viva con dignidad y justicia, en especial para las niñas y mujeres. Nuestra misión es conseguir un mundo de esperanza, tolerancia y justicia social en donde la pobreza haya sido superada y las personas vivan con dignidad y seguridad.

En ese sentido, desarollamos proyectos y estrategias replicables y escalables, trabajando siempre con y para la mujer, porque creemos firmemente que es la única manera de conseguir una sociedad justa, hasta que todas las personas tengamos los mismos derechos y oportunidades.

En CARE Perú sabemos que las mujeres emprendedoras pueden contribuir a la resiliencia de sus comunidades y a la restauración económica si cuentan con el apoyo adecuado. La campaña “Women Mean Business” de CARE en Países Bajos donde también participó CARE Perú, pone a las mujeres empresarias en el centro de atención y muestra por qué ahora más que nunca es esencial invertir en ellas.

A través del informe Women Mean Business presentamos nuevos datos, que demuestran que los ingresos comerciales diarios de las participantes del programa han aumentado alrededor del 91% en todos los países. 

El liderazgo, la resiliencia y la valentía son algunos de los adjetivos que caracterizan a la mujer peruana. En ese sentido, en CARE Perú ejecutamos proyectos que promueven su empoderamiento económico e inclusión financiera. Iniciativas como “Ella Alimenta al Mundo”, “Conéctate”, “Mujeres en la Empresa”, entre otros, brindan oportunidades a miles de mujeres en todo el país para salir de la pobreza y generar negocios sostenibles para ellas, sus familias y sus comunidades.

Ella Alimenta al Mundo: seguridad alimentaria y nutrición

El escenario que la pandemia presentó en el pico de su brote fue similar en muchos lugares del mundo: compras compulsivas y desabastecimiento de productos de primera necesidad en los supermercados. Estas situaciones, junto a las interrupciones en las cadenas de suministro y las medidas de cuarentena, provocaron un gran desperdicio de alimentos a nivel global.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada año, cerca de la tercera parte de los alimentos que producimos en el mundo se pierde o se desperdicia. El impacto que ocasiona la pérdida y el desperdicio de alimentos afecta al medio ambiente, así como a la seguridad alimentaria mundial. Con los alimentos que se pierden en América Latina y el Caribe, sólo a nivel de la venta, se podría alimentar a más de 30 millones de personas.

A través del proyecto Ella Alimenta al Mundo, desarrollado por PepsiCo y CARE, venimos contribuyendo a la seguridad alimentaria y nutricional desde antes de la emergencia. Trabajamos junto a mujeres agricultoras, con el objetivo de que incrementen sus ingresos, produzcan cosechas más resistentes y sostenibles, y amplíen su acceso a oportunidades comerciales y de mejor nutrición para sus familias y comunidades.

De este modo, las mujeres beneficiadas pueden acceder a recursos para aumentar su producción, incluidos los derechos sobre la tierra, el financiamiento y los insumos agrícolas para acceder a nuevos mercados y desarrollar nuevas habilidades y técnicas de producción, contribuyendo al aprovechamiento de subproductos de la industria alimentaria.

Un ejemplo de ello es Martha Soccola, una ingeniera industrial piurana que, junto a sus compañeras de la Asociación de Mujeres Emprendedoras en Salitral, ha iniciado un exitoso negocio de elaboración de mermeladas y jaleas de banano, usando las cáscaras del fruto que antes eran desperdiciadas.

Hoy en día, brindan sostenibilidad en su localidad y empleo a muchas mujeres. Al igual que Martha, muchas mujeres productoras han emprendido nuevos negocios que les han permitido aumentar sus ingresos económicos y su producción, gracias a las oportunidades de desarrollo sostenible que ofrece el proyecto.

Conéctate: inclusión financiera a través de las TICs

Para promover el desarrollo del país, es necesario que las mujeres tengan acceso a productos financieros útiles y asequibles. De ellas depende el bienestar de sus familias y comunidades, pues son quienes suelen invertir mayor parte de su dinero en la educación y salud de sus hijas e hijos.

Con el objetivo de poner en marcha cualquier negocio, una emprendedora necesita herramientas adecuadas, así como tener una cuenta de ahorros, o incluso, tener la posibilidad de obtener créditos para ampliar sus negocios. A raíz de estas necesidades nace el proyecto Conéctate, liderado por CARE Perú en alianza con Fundación Capital.

El proyecto busca reducir las brechas financieras y digitales de mujeres emprendedoras de zonas rurales y periurbanas en Piura, Lima e Ica, a través de capacitaciones digitales que empoderen y mejoren sus habilidades y prácticas financieras. De esa manera, el aplicativo Lista Perú, desarrollado por Fundación Capital, mejora sus capacidades financieras, brindándoles capacitaciones prácticas y motivadoras para que desarrollen conocimiento, actitudes, y habilidades.

Hasta el 2020, 3,522 participantes recibieron capacitaciones con la aplicación, en su mayoría mujeres, pero también se priorizó el trabajo con hombres, ya que trabajamos con el enfoque de corresponsabildad a través del módulo de Familia.

Una de las participantes fue María Isabel, quien tiene un negocio de crianza de pollos junto a otras mujeres de su comunidad. “Nos enseñaron cómo utilizar la tablet para aprender a ahorrar. Lista es muy fácil y divertida. Hemos aprendido mucho con esa aplicación y nos ha ayudado en esta emergencia”., menciona la emprendedora.

Otro de los grandes beneficios del aplicativo es que promueve la alfabetización digital de las y los beneficiarios del proyecto, quienes no habían tenido contacto con tecnologías de la información previamente.

En el camino por lograr la inclusión financiera digital, CARE Perú continuará trabajando por desarrollar modelos innovadores para alcanzar resultados escalables, reconociendo que el género y el empoderamiento deben ser una parte integral para la inclusión.

Ignite: el proyecto para la mujer emprendedora

Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) son la columna vertebral de la economía peruana. En 2020, fueron responsables del 78,4% del empleo formal total del país, según el último reporte de INEI-2020. Las PYMES aumentan el empleo y reinvierten en las comunidades locales. Sin embargo, los pequeños y medianos negocios liderados por mujeres tienen una serie de barreras, como las altas tasas de interés en créditos, los préstamos a muy corto plazo, el escaso acceso a formación empresarial, a redes de mercados, al uso y acceso de herramientas de soluciones digitales para empresas, entre otros.

En ese sentido, nace el proyecto Ignite, como parte de la iniciativa global de CARE Internacional, en asociación con el Centro para el Crecimiento Inclusivo de Mastercard, que se ejecuta en Pakistán, Perú y Vietnam, donde existen grandes segmentos de micro, pequeñas y medianas empresas con buenas bases para la inversión. El proyecto Ignite de CARE Perú, busca potenciar el espíritu emprendedor de mujeres y orientarlas al crecimiento financiero, contribuyendo a una economía resiliente e inclusiva.

Ignite se centra en emprendedoras con empresas de menos de 10 personas y que tengan un mínimo de dos años de funcionamiento activo. El objetivo principal es el de abrir el acceso a herramientas financieras, a la tecnología y a redes que las ayuden a desarrollar sus capacidades y habilidades empresariales. El proyecto busca alcanzar a casi 1 millón de emprendedoras y emprendedores en el Perú para el 2022, acelerando el crecimiento de 36,000 empresas e impactando a sus colaboradores y familiares.

Para cumplir las metas propuestas, el proyecto Ignite cuenta con aliados estratégicos, como Financiera Confianza, institución de microfinanzas líder, enfocada en la inclusión financiera de las mujeres, que realiza el diseño y entrega de productos y servicios financieros adaptados para satisfacer las necesidades de las empresas lideradas por mujeres. Otro aliado es Fundación Capital, empresa social que mejora las perspectivas económicas de las personas de bajos ingresos a través de tecnologías digitales, quien brinda servicios integrales a las mujeres empresarias, y apoya con el desarrollo de capacidades y habilidades, turorías, herramientas digitales y acceso a redes. Asimismo, concederá una aplicación de educación financiera adaptada, que actualmente llega a 400,000 personas en América Latina. Finalmente, otro de los grandes aliados es Oliver, una empresa financiera tecnológica –fintech-, que desarrolla capacidades comerciales y financieras a través de su plataforma de servicios digitales. De esa manera, se podrá impartir formación sobre gestión empresarial y habilidades digitales, y se porporcionará asistencia técnica y servicios de coaching empresarial, a través de una nueva plataforma virtual de formación.

Mujeres en la empresa: negocios sostenibles e innovadores

Desde el 2014, el programa Mujeres en la Empresa de CARE, financiado por la Fundación H&M, ha apoyado a casi 270 000 mujeres a nivel global, a través de acceso a financiamiento, habilidades y un entorno empresarial mejorado.

Las mujeres que participan del programa en todo el mundo han confirmado su talento empresarial, a pesar de crecer en contextos difíciles. Hoy pueden mantener a sus familias e incluso liberar a toda su comunidad de la pobreza gracias a su éxito.

En el Perú, el proyecto ha beneficiado a 6,000 emprendedoras peruanas, fortaleciendo su autonomía, ingresos y desarrollo. El programa Mujeres en la Empresa, que se encuentra presente en Junín, Huancavelica y Piura, trabaja con mujeres emprendedoras, quienes con su esfuerzo y deseo de crecer, hoy cuentan con emprendimientos y empresas sólidas en diversos rubros de negocios: tales como la artesanía en paja toquilla, cerámica, la manufactura de productos como mieles, mermeladas, entre otros.

Este año, la empresa H&M Perú, se suma al proyecto para visibilizar el increíble trabajo artesanal de cinco asociaciones participantes del proyecto: AMACH, Artesanas Pedegral Grande, ASDEME, Tabanco Dulce Paraje y Palo Blanko.

Mujeres porcicultoras desarrollan sus capacidades empresariales

En el marco del proyecto Mejorar la producción porcina y el desempeño del mercado de las mujeres agricultoras, Implementado por CARE Perú, con el apoyo financiero de la Fundación Peirls, 200 mujeres incrementan sosteniblemente sus ingresos económicos, en un contexto de emergencia sanitaria generada por la COVID-19.

En el distrito de Pachacamac al sur de Lima, las mujeres emprendedoras se han unido formalmente en cinco asociaciones de productores, quienes utilizan la tecnología y herramientas virtuales para acceder a talleres y capacitaciones.

En ese sentido, las mujeres reciben capacitación en crianza, sanidad y manejo en crianza de porcinos; talleres de capacitación en gestión empresarial del negocio y comercialización; y capacitación en manejo ambiental y gestión sostenible. Asimismo, reciben asistencia técnica productiva y de manejamiento genético, asesoría para la articulación comercial y mejora en infraestructura de porquerizas para la crianza de porcinos. A su vez, logran articularse al mercado en mejores condiciones mediante ferias y venta por delivery.

Las actividades del proyecto les ha permitido obtener carne de porcino de calidad, alimentos en condiciones sanitarias amigables con el medio ambiente, en menor tiempo, con incremento de ganancia de peso vivo, y mejores márgenes de ganancia. Gracias a ello, han logrado incrementar su ingreso económico en un 20% y han diversificado sus canales de venta (intermediarios, ferias y consumidor final).

María es porcicultora, ella comenta que se encuentra mejor preparada en la crianza técnica, competitiva y sostenible de los porcinos, gracias a las capacitaciones y a sus participaciones en ferias comerciales.

Glaciares +: adaptación al cambio climático

En un mundo de constantes cambios, la adaptación es clave para sacar adelante cualquier negocio. Es así como el proyecto Glaciares + nace para fortalecer las capacidades de adaptación al cambio climático y aprovechar las oportunidades que ofrece el fenómeno de retroceso de glaciares.

El Proyecto Glaciares + de CARE Perú, fue una iniciativa impulsada con el apoyo de la Cooperación Suiza (COSUDE) y co-ejecutado en consorcio con la Universidad de Zúrich, contó con la colaboración del Ministerio del Ambiente – MINAM; Autoridad Nacional del Agua – ANA; Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas – SERNANP; Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña – INAGEIM y la participación de Gobiernos Regionales, Locales y Comunidades de Cuzco (Urubamba: Comunidad de Chicón, Pitumarca: Phinaya); de Ancash (Huaraz e Independencia) y  Lima (Yauyos: Comunidades de Tanta, Miraflores, Vitis, Huancaya, Alis, Laraos, Tomas y Carania). 

Este proyecto que culminó en el 2019, resultó ganador del Premio Nacional Ambiental “Antonio Brack Egg”, en la categoría Perú Natural – Adaptación, el cual tiene como objetivo destacar el desempeño de intervenciones públicas y privadas que contribuyen al desarrollo sostenible.

El proyecto desarrolló acciones de adaptación y gestión de riesgos, una de ellas es la implementación de cochas periglaciares, cuyo almacenamiento y uso adecuado permite solventar no solo las actividades productivas de la zona, sino salvaguardar los medios de vida y el bienestar de poblaciones vulnerables. 

En CARE Perú tenemos el firme compromiso de trabajar por conseguir un país más justo en igualdad de oportunidades. Por ello, visibilizamos estas acciones, pues con evidencia en los logros de estos proyectos, podemos conseguir el acceso y la mejora de este importante derecho, en las zonas más vulnerables del país.

1 2 3

Escribir un comentario