Ad
Ad
Ad
Justicia Social

CARE PERÚ: CREANDO JUSTICIA SOCIAL E IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

Pinterest LinkedIn Tumblr

En nuestro país, alrededor de 700 000 niñas y jóvenes son pobres y no cuentan con oportunidades de desarrollo. Este panorama empeora en las zonas rurales, donde el acceso a la educación es complicado por distintas razones: por la lejanía de los colegios y los riesgos que implica trasladarse hacia ellos, por las responsabilidades del hogar que recaen sobre ellas, o por la decisión de los padres de solo mandar al hijo hombre al colegio. Todas estas variables impiden que las niñas y adolescentes puedan cumplir sus planes de vida.

En CARE Perú, creemos firmemente que para transformar esta realidad y conseguir una sociedad justa, las niñas necesitan recibir educación de calidad y en igualdad de oportunidades. Por este motivo, desarrollamos proyectos educativos que empoderan a miles de niñas y niños peruanos y les brindan las herramientas necesarias para que puedan construir un mejor futuro para ellas, ellos, sus familias y comunidades.

Niñas con Oportunidades: educación complementaria de calidad

Desde el 2016, el proyecto Niñas con Oportunidades de CARE Perú trabaja para que niñas, niños y adolescentes de zonas rurales en Huancavelica, Amazonas, Lambayeque y Cajamarca culminen la secundaria en edad oportuna y con habilidades para la vida, las cuales les permita adquirir las aptitudes necesarias para el desarrollo humano y para enfrentar de forma efectiva los retos de la vida diaria. Para lograrlo, articulamos un esfuerzo conjunto con el Estado, los docentes, las estudiantes y sus familias.

El proyecto se compone de tres módulos: educación en ciudadanía y habilidades socioemocionales, educación sexual integral y empoderamiento económico. De esa manera, se busca una educación completa, con todos los componentes y herramientas necesarias para que puedan vivir de forma responsable y plena. Hasta la fecha, más de 15,000 niñas, niños y adolescentes ya han sido beneficiados por el proyecto.

En el primer módulo, las y los estudiantes son capacitadas en el manejo de emociones, perseverancia, comunicación efectiva, autoeficiencia, organización del tiempo y autoestima.  Por otro lado, en el módulo de educación sexual, aprenden sobre el cuidado y prevención de enfermedades de transmisión sexual, planificación familiar, igualdad y cómo vivir una sexualidad libre de violencia.  En el último módulo, adquieren habilidades en planificación, presupuesto, ahorro, así como capacitaciones para construir un plan de emprendimiento, con el objetivo de crear sus propios negocios.

En la provincia de Huaytará en Huancavelica, Celia Ramos, junto con cuatro compañeros, creó un producto nuevo que revolucionó la escuela y también su comunidad. Como parte de su proyecto de emprendimiento decidieron crear un pan de sanky, una fruta originaria de la región que aporta diversos beneficios a la salud. Tras recibir varias clases durante el año escolar, perfeccionaron su receta y empezaron a vender el pan dentro y fuera del colegio. Poco a poco se hicieron conocidos en la comunidad y cada vez más personas solicitaban su producto. Tiempo después, gracias al apoyo de su tutora Rubí, decidieron postular al concurso de emprendimiento de CARE Perú y resultaron ganadores. Con el premio, pudieron equipar el colegio con un horno y artefactos, lo que hizo posible que aperturen un taller de panadería en su escuela. De esta forma, más niñas, niños y adolescentes recibieron clases y empezaron nuevos proyectos de emprendimiento.

Conoce la historia completa del emprendimiento de Celia AQUÍ

“Terminando el colegio quiero ingresar a una universidad o instituto. No es tan fácil, pero quiero seguir estudiando con el apoyo de mi familia”, señala Celia.

La historia de Yadira también se suma a los casos de éxito que tiene actualmente el proyecto. Con mucha creatividad y ganas de salir adelante, la estudiante de Huancavelica creó un helado de “sangrecita” para combatir la anemia en su localidad. Esta innovadora solución la motiva y le abre las puertas a un futuro con igualdad. “Aprender sobre emprendimiento y crear uno propio con mis amigos me ayudó mucho a encontrar la motivación que necesitaba. Para mí esto es solo el comienzo”,comenta Yadira.

Debido a la coyuntura actual, este año los módulos y recursos están a disposición de los estudiantes a través de plataformas virtuales. Además, se continúan capacitando a los docentes y se brinda telesoporte emocional para las familias.

Aprendemos+ Crecemos y Emprendemos Siempre

Uno de los mayores retos que ha traído consigo esta emergencia sanitaria a nivel global es la continuidad educativa, sobretodo para las y los estudiantes en situación de vulnerabilidad. Lamentablemente, el aprendizaje se ha limitado para quienes no tienen acceso a los medios necesarios para recibir clases virtuales; sea por televisión, internet o radio.

Un mundo con justicia social sólo puede ser alcanzado a través de una educación en igualdad de oportunidades para todas las personas. En ese sentido, el proyecto Aprendemos+ Crecemos y Emprendemos Siempre implementa propuestas innovadoras diseñadas para mejorar el servicio educativo nacional, desde el 2019.

El proyecto desarrolla una currícula en habilidades sociales, educación sexual integral y empoderamiento económico, con el fin de que las niñas, niños y adolescentes de las regiones de Amazonas, Cajamarca, Huánuco y Pasco terminen la educación secundaria a una edad oportuna y con planes de vida formados.

Asimismo, fortalece las capacidades de docentes y directores a través de capacitaciones en convivencia saludable, educación social y emprendedora y estrategias metodológicas para la enseñanza de matemática, comunicación y otras materias.

Durante el estado de emergencia, el proyecto no ha detenido sus actividades. En cambio, la estrategia de educación a distancia ha comprendido telesoporte socioemocional a las familias, módulos y asesorías virtuales desde la plataforma educativa de Aprendemos+, y el rol protagónico de los agentes comunitarios educativos, quienes han sido un puente entre la comunidad y el estado.

En el 2020, el proyecto de CARE Perú en alianza con el Ministerio de Educación, entregó 2,288 tabletas a estudiantes, las cuales incluyeron contenidos educativos interactivos e innovadores, contribuyendo al cierre de las brechas tecnológicas tan visibilizadas, sobre todo en tiempos de pandemia.

NOTA RELACIONADA: CARE PERÚ Y EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN SE UNEN PARA ENTREGAR 2288 TABLETAS A ESTUDIANTES EN ZONAS RURALES

En las aplicaciones educativas de Aprendemos+ (CARE) y Kolibrí, las niñas y niños ahora pueden desarrollar un aprendizaje autónomo, el cual se evalúa de forma offline por las mismas aplicaciones y posteriormente se comparte con los docentes, gracias al apoyo de los agentes comunitarios educativos.

Los esfuerzos de todos los sectores son necesarios para cerrar las brechas de la desigualdad educativa. Desde CARE Perú, continuaremos trabajando para que cada año más niñas y adolescentes de las zonas más vulnerables de nuestro país tengan mejores oportunidades de desarrollo y puedan transformar sus vidas, la de sus familias y comunidades.

1 2 3

Escribir un comentario