Ad
Ad
Ad
Semana del Agua

9 FORMAS DE PROMOVER UN USO RESPONSABLE Y EFICIENTE DEL AGUA EN CASA

Pinterest LinkedIn Tumblr

A pesar de que el agua es el recurso natural más abundante en el planeta, el acceso al agua dulce utilizable para consumo humano, es cada vez más limitado. Este recurso se ve amenazado por el crecimiento de la población, las progresivas demandas de la agricultura y la industria, y los impactos del cambio climático.

Durante la pandemia, el agua ha cumplido un rol fundamental, ya que el lavado de manos, junto a otras medidas de cuidado, son formas efectivas para detener los contagios de la COVID-19. Sin embargo, pensemos en los cerca de 3 mil millones de personas en el mundo que, al no tener agua potable, no han podido satisfacer esta necesidad. Por esta razón, te brindamos algunas recomendaciones para promover un uso responsable de este recurso esencial.

1) Cierra el caño

Al realizar actividades como lavarse los dientes, afeitarse, lavarse el cabello o enjabonarse, evita dejar correr el agua cuando no lo estás utilizando. Mentén el caño abierto solo al momento del enjuague. Esos segundos de uso de agua pueden parecer insignificantes, pero tener este hábito diariamente te va a permitir ahorar miles de litros de agua al mes.

Lavarse los dientes con el caño abierto significa la pérdida de 5 a 15 litros por minuto. Es mejor si utilizamos un vaso para enjuagarnos y limpiar nuestro cepillo.

2) Dúchate rápidamente

El Programa para el Medioambiente de la ONU asegura que, con una ducha de aproximadamente 10 minutos al día, una persona promedio consume el equivalente a más de 100,000 vasos de agua por año. Acciones como esperar a que el agua caliente, o dejarla fluir por algunos minutos para despertarse en la mañana, tienen un alto costo para el planeta. Los expertos recomiendan tomar duchas de cinco minutos y, si es posible, utilizar cabezales de bajo flujo. También, se aconseja poner un balde de agua en la ducha para acumular el agua fría que se deja correr, y utilizarla para otras actividades, como regar las plantas o lavar los platos.

3) Recicla el agua

Reutilizar el agua es una manera efectiva de cuidar este preciado recurso. Gracias a los sistemas de saneamiento y tratamiento de agua, actualmente el reciclaje de agua residuales ha evolucionado, pero también existen formas de hacerlo desde casa.

Por ejemplo, podemos utilizar el agua con la que se lavan las frutas, verduras y el arroz para regar las plantas y el jardín, usando un bol. Otra forma de reciclar es usar el agua generada en el lavado de ropa para trapear los pisos o llenar la cisterna del baño. Además, si tienes mascotas, aprovecha bañarlos en lugares donde se necesite riego.

4) Ten cuidado con las fugas de agua

Con el uso, pueden aparecer pequeñas fugas que con el tiempo generan grandes pérdidas de agua y de dinero. Un caño goteando puede suponer hasta 40 litros de agua al día. Se recomienda revisar cada cierto tiempo las cañerías y las cisternas del inodoro para arreglar cualquier fuga.

5) Usa eficientemente los electrodomésticos

Algunos electrodomésticos pueden gastar grandes cantidades de agua cuando no son utilizados de forma eficaz. Por eso, se recomienda llenar por completo las lavadoras y secadoras de ropa, y de preferencia, optar por aquellas que son más eficientes energéticamente. Este hábito puede ahorrar de 2,500 a 2,800 litros cada mes y contribuir al cuidado del medio ambiente.

6) El aceite contamina el agua

Un litro de aceite que tiramos por el fregadero contamina hasta 1.000 litros de agua. Lo que podemos hacer es dejarlo enfriar, colocarlo en botellas y cuando tengamos más de dos o tres, llevarlo a un centro de acopio o reciclarlo para hacer velas y jabones biodegradables.

7) Lavado de ropa

Una lavadora promedio (7Kg) utiliza de 42 a 62 litros de agua. Cuando sea momento de utilizar la lavadora asegúrate de tener la cantidad de ropa sucia suficiente para que valga la pena el agua que vas a usar. Si solo vas a lavar algunas prendas, es mejor esperar.

8) Recolección de agua

En el caso de que tengas techo o patio y vivas en una ciudad donde llueve bastante, puedes recolectar agua y almacenarla en tanques con tapa, para posteriormente usarla en el regado de las plantas y otros fines domésticos. Es importante tapar el agua almacenada para evitar la proliferación de zancudos, ya que pueden llegar a  transmitir enfermedades como Dengue o Malaria.

9) Lavado de vehículos

Los vehículos como motos, mototaxis y automóviles no deben ser lavados dentro de los ríos, quebradas o manantiales pues contaminan el agua que será utilizada por otras personas. Además, si realizas esa mala práctica estarás destruyendo las especies que viven dentro del cuerpo de aguas. 

Sin lugar a duda, el agua es el elemento más importante para la vida y el funcionamiento del planeta. Depende de todas y todos valorar este recurso vital para aprender a gestionarla y compartirla. Con pequeños cambios en los hábitos de uso del agua, lograremos un gran impacto a favor de nuestro planeta.

Escribir un comentario